¡Todos contra el jefe!

Tenía limitaciones para manejar el lado humano de su equipo, su fuerte era la estrategia de juego. Su conocida rigurosidad, exigencia y meticulosidad le convertían en un director difícil de complacer. En situaciones de alta tensión su trato al jugador y otras personas no era precisamente su virtud; estaba demasiado concentrado en ganar algo histórico como para pensar en cordialidades. …

¿Somos una organización de alto desempeño?

Si obtiene resultados extraordinarios, crecientes y sostenibles, su empresa o equipo merece calificarse como de alto desempeño. Para llegar a esa categoría, es preciso trabajar arduamente, como si se construyera una pirámide de cuatro niveles. Coincidimos con Gustavo Martínez y otros consultores, al identificar diez pilares claves en ese proceso de construcción. Utilice una escala de 1 a 5 en donde …